Puertas Blindadas

Las puertas blindadas Rino, están manufacturadas con materiales de alta durabilidad. Son superiores en el mercado por la estructura de acero, bisagras con rodamientos para un mejor desplazamiento y cerraduras de doble traba.

Las puertas blindadas poseen una doble tapa o roseta que permite que los tornillos no queden expuestos. Tiene 4 (cuatro) tornillos pasantes al lado interno de la puerta blindada, con contra-tuerca. Es una doble tapa; una extrema de fantasía que le da el color y la marca, y otra interna de acero cementado, donde van sujetos los cuatro tornillos. El cilindro o tambor está protegido por una bocha anti-taladro, que va soldado a la chapa de la caja del sistema, y tiene un protector que puertas blindadas Rino lo patentó como "Gira-loco", permitiendo que gire a la velocidad de la mecha de un taladro, si fuera atacado con esa herramienta, e impidiendo que puedan atacar el cilindro que es también anti-ganzúa del lado exterior e interior.

Al accionar la llave, las puertas blindadas se bloquean por los 4(cuatro) lados, con barras de acero cementado de 1 (un) cm. de diámetro. Una va hacia el marco que da al techo, una va hacia el piso, otra va hacia el lado de las bisagras y cuatro van de frente del lado de la cerradura.

La garantía cubre desperfectos en el sistema de seguridad, esto significa, que le cubrirá por mal funcionamiento desde el momento de su instalación. Incluye 3 (tres) cambios de cilindros con 5 (cinco) llaves, no más de uno por año.

Las puertas blindadas Rino, le dan la máxima protección contra robos, y sobre todo la máxima tranquilidad para su familia.

Contacto

Doble traba de seguridad

La primer traba hace que, cuando el sistema esté cerrado, las barras no vuelvan hacia atrás. La segunda traba hace que en un intento de violar la primer traba y sacar la tapa, se bloquee todo el sistema mediante una traba central que impide que alguna herramienta active el sistema. Quiere decir que las puertas blindadas quedan totalmente trabadas, si eso ocurre, usted tampoco podrá entrar a su casa, pero impedimos que personas desconocidas pasen de la puerta. Si eso ocurriera, tenemos que ir nosotros, romper la puerta blindada y debemos volver a hacerle una nueva puerta, sin que usted abone nuevamente el valor de la puerta blindada, porque otra de las ventajas es que el trabajo tiene garantía y seguro de por vida.